1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¿Por qué elegir un radiador eléctrico para tu hogar?

138
0
Share:

Cuando hablamos en términos de economía, la elección de un radiador eléctrico puede que no nos parezca una elección acertada, sobre todo porque el coste de la luz es cada vez mayor y nos puede suponer un gasto bastante elevado. Sin embargo hay poderosas razones para decidirnos por este tipo de sistemas de calefacción, tanto a nivel práctico como económico, cuando los comparamos con otras formas de luchar contra el frío. Veamos algunas de estas razones.

Radiador eléctrico frente a leña o carbón

Hay quien se decide como primera opción por las estufas de leña o carbón porque la sensación de calor que generan es mayor. No es algo que se pueda poner en duda, ya que sobre todo las estufas metálicas mantienen durante algún tiempo después de haberse consumido el combustible el calor. No obstante, la leña o el carbón tienen algunos inconvenientes que no tiene un radiador eléctrico.

Las emisiones que produce una estufa al quemar combustible sólido son altamente contaminantes, a la vez que muy sucias. No es extraño encontrar alrededor de la estufa de carbón o leña una marca negra producida por el humo de la quema, el cual arrastra partículas que se adhieren a las superficies. Esto sucede incluso en las estufas con el mejor tiro posible, de modo que la suciedad y las emisiones son un grave inconveninente.

Radiador eléctrico o estufa de gas

Las emisiones son menos evidentes en las estufas de gas, algo por lo que mucha gente las prefiere a las de carbón. Sin embargo, para que estas estufas sean completamente seguras hace falta que el lugar esté muy bien ventilado, ya que la quema del gas produce emisiones de dióxido de carbono, que pueden causar la muerte de quienes lo inhalan. Además, un mal funcionamiento de estas estufas aumenta el gas venenoso y con ello el peligro. Un radiador eléctrico Portal Electricidad no emite ningún tipo de gas ni residuo contaminante, de modo que en este sentido es completamente seguro.

Radiador eléctrico y aire acondicionado

La ventaja de los aparatos de aire acondicionado es que también se pueden utilizar cuando hace calor, ya que expulsan aire frío. De hecho, los aires acondicionados con bomba de calor con una novedad que se introdujo muchos años después de la invención del aire acondicionado frío.

Si comparamos el aire acondicionado con un radiador eléctrico hay algunas ventajas de este último, como la posibilidad de transportarlo a cualquier lugar de la casa en el que lo necesitemos. También consume mucha menos energía que la de un aparato de aire acondicionado, en especial si se trata de equipos con algunos años, que con cada arrancada del compresor aumenta la potencia consumida y puede suponer un gasto de luz exageradamente alto.

Estos son los principales motivos por los que decidirse a la hora de adquirir un sistema de calefacción por un radiador eléctrico frente a otras soluciones equivalentes. Es portátil, limpio y los modelos más modernos consumen menos electricidad, por lo que también son más económicos a la hora de mantener.

Share:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies